Los cetáceos (Cetacea) son un orden de mamíferos placentarios que viven exclusivamente en un ambiente acuático, no necesitan de tierra firme para dar a luz. Evolucionaron a partir de mamíferos terrestres de hábitos anfibios, probablemente durante el Eoceno, entre 34  y 55  millones de años atrás. Las pruebas más recientes confirman una vieja hipótesis según la cual los cetáceos evolucionaron a partir de miembros del orden artiodáctilos, el mismo que incluye a vacas, antílopes, ciervos, cerdos e hipopótamos.

Son mamíferos fusiformes, perfectamente adaptados al medio acuático, sin extremidades posteriores y las anteriores transformadas en aletas. El cuerpo termina en una sola aleta caudal, de disposición horizontal. Presentan un característico alargamiento del cráneo y una migración de la cavidad respiratoria hacia la parte superior de la cabeza  (espiráculos u orificios nasales). La piel está casi desprovista de pelos, debajo tienen  una gruesa capa de grasa. No poseen orejas, y los ojos son pequeños. Su cerebro es grande en relación a su tamaño, con numerosas circunvoluciones en la corteza. Los pulmones son grandes y las costillas son libres, lo que significa que no están unidas ventralmente al esternón, lo que les permite una gran plasticidad del volumen pulmonar. El diafragma se encuentra en posición oblicua respecto al eje del cuerpo. Los machos poseen los testículos en el interior del abdomen. El  tamaño  varía  entre 1,3 hasta los 30 metros de longitud, incluyendo a los animales más grandes del mundo como la ballena Azul. La gestación puede llegar a durar hasta 16 meses según la especie, y la cría cuando nace puede medir un tercio del tamaño de la madre. Pueden permanecer sumergidos durante media hora, e incluso más según la especie. Cuando emergen a la superficie exhalan el aire de sus pulmones a través del orificio que tienen en el dorso. El aire caliente  que expulsan cargado de vapor de agua puede ser visto desde muy lejos.

 

 

Está compuesta por unas ochenta especies vivientes clasificadas en dos subórdenes:

 

MYSTICETI: ballenas con barbas, que se alimentan filtrando el alimento del agua, no tienen dientes. Usan el sonido principalmente para comunicarse entre ellos y tiene dos espiráculos.

 

- ODONTOCETI: animales cazadores, con una dentición homodonte que se aparta mucho de lo que es característico de los mamíferos. Emplean adicionalmente la gama de frecuencias altas a modo de sónar. Tienen un espiráculo.

 

La primera clasificación utilizada para dividir a los cetáceos fue por el tamaño:

- Ballenas: Los  grandes, que miden más de 4 metros de longitud

- Delfines: Los  medianos que miden entre 4 y 2 metros de longitud

- Marsopas: Los  pequeños que miden menos de 2 metros de longitud.

 

ALIMENTACIÓN

 

Los cetáceos   Mysticeti, no tienen dientes pero en su lugar tienen barbas o ballenas (placas de queratina, la misma sustancia que forma las uñas y el pelo en los humanos), que cuelgan de la mandíbula superior. Estas placas actúan como un filtro gigante, reteniendo pequeños animales como peces y especialmente krill, al expulsar grandes cantidades de agua de mar previamente aspirada. Es erróneo creer que los misticetos se alimentan sólo de plancton, las grandes ballenas tienden a alimentarse con pequeños peces, denominados genéricamente micronecton.

 

Los cetáceos Odontoceti, usualmente tienen muchos dientes que usan para cazar peces, calamares, y otros animales marinos. No mastican su alimento, sino que lo tragan prácticamente entero. En los casos puntuales en que atrapan grandes presas, como la orca  cuando caza a una foca, la trocean previamente en pedazos que puedan engullir.

 

 

MYSTICETI (cetáceos con barbas)

 

Balaenidae 

Los balénidos poseen un largo cráneo de hasta un tercio de la longitud total de su cuerpo, que en estado adulto mide de 15 a 17 metros y pesa de 50 a 80 toneladas.  Poseen un estrecho y arqueado maxilar, lo que da a estos animales un perfil convexo. Esta forma permite la presencia de largas barbas.  Su dieta consiste de pequeños crustáceos, principalmente copépodos, aunque algunas especies también comen importante cantidad de krill. Presentan una construcción robusta en comparación con los rorcuales, careciendo de pliegues gulares y aleta dorsal.

 

 

Balaenopteridae

Del latín " ballena alada" , los balenoptéridos son conocidos comúnmente como rorcuales, son la familia más  abundante  y diversa de cetáceos misticetos. Una de las características de esta familia, es la presencia de pliegues gulares, que expanden enormemente cuando se alimentan al tragar agua que es filtrada por las barbas. Poseen una aleta dorsal. La forma del cráneo visto lateralmente es recto y plano. La mayoría de las especies crían en aguas templadas durante el invierno, y luego vuelven a las zonas de alimentación cerca de los polos, ricas en plancton y krill, durante el corto verano polar.

 

 

Eschrichtiidae

La familia de los escríctidos actualmente esta representada solo por una especie. Se encuentra mas próxima a la familia de los rorcuales que a las ballenas, sin embargo, posee claras diferencias respecto a los primeros. No presenta pliegues gulares.  No poseen aleta dorsal, y en su lugar muestran una serie de jorobas bajas y redondas en la parte trasera del dorso, por tal motivo se la llamaba también " ballena gibosa" . El rostro es angosto y arqueado (a diferencia del recto y plano de los rorcuales). Los extremos de los premaxilares se extienden hasta abajo del borde de los huesos supraorbitales. Los huesos nasales son largos. Los huesos frontales están muy expuestos a lo ancho en la superficie dorsal.   Las barbas son cortas y finas.

 

Eschrichtius robustus (ballena gris)

 

 

Neobalaenidae

Incluye un único miembro, anteriormente incluido en la familia Balaenidae, pero que se diferencia por su menor tamaño (escasamente alcanza los seis metros), por tener el cuerpo completamente gris, por la boca arqueada y la aleta dorsal falcifome.

 

Caperea marginata (Ballena franca pigmea o ballena franca enana)

 

 

ODONTOCETI (cetáceos con dientes)

 

Delphinidae

Los delfínidos llamados normalmente " delfines oceánicos" , son una familia distinta a los  delfines de río (Platanistoideo). Miden entre 2 y 9 metros de largo, tiene  el cuerpo fusiforme y la cabeza grande, el hocico es alargado y tienen un solo orificio respiratorio (espiráculo) en la parte superior de la cabeza. Están considerados entre las especies más inteligentes que habitan el planeta, se  encuentran relativamente cerca de las costas y a menudo interactúan con el ser humano. Al igual que otros cetáceos, los delfines utilizan los sonidos, la danza y el salto para comunicarse, orientarse y alcanzar sus presas, además utilizan la ecolocalización. Poseen un cuerpo fusiforme, adaptado a la natación rápida. La aleta de la cola, llamada caudal, se utiliza para la propulsión, mientras que las aletas pectorales son usadas para el control direccional del nado. Los patrones básicos de coloración de la piel son tonos de gris, con mayor claridad en el vientre y rangos más oscuros en el lomo. A menudo se combina con líneas y manchas de diferente tinte y contraste. En varias especies de la familia, las mandíbulas se alargan, formando un hocico delgado distintivo. Poseen dentición homodonta,  con un número de piezas dentales que oscila de 20 a 50 en cada mandíbula. Su cerebro es grande, con la corteza cerebral bastante desarrollada en comparación con la media de los mamíferos. Los llamados balfines son el resultado de la hibridación entre diferentes especies de delfines.  Son a menudo considerados como unos de los animales más inteligentes del planeta. Son animales sociales que viven en grupos familiares, que en lugares donde hay  gran abundancia de alimentos, pueden exceder los 1000 individuos. Los delfines pueden establecer fuertes lazos sociales, donde incluso algunos individuos heridos o enfermos son cuidados por otros, incluso ayudando a respirar al llevarlos a la superficie si fuese necesario.  Los delfines también pueden participar en actos de agresión hacia otros delfines. Un delfín macho adulto es muy probable que presente en su cuerpo varias cicatrices producto de mordeduras. Los delfines machos participan en esos actos de agresión, al parecer, por las mismas razones que los seres humanos: los conflictos entre compañeros y la competencia de las hembras. El período de gestación varía según las especies. El pequeño tucuxi tiene una gestación de 11 a 12 meses, mientras que para la orca el período de gestación es de unos 17 meses. Solo tienen una cría. Por lo general, la actividad sexual comienza a una edad temprana, incluso antes de alcanzar la madurez sexual, que  varía según la especie y género. Los delfines son conocidos por tener relaciones sexuales por razones distintas a la reproducción. Los  peces y calamares son el alimento principal, pero la falsa orca y la orca también se alimentan de otros mamíferos marinos. Los delfines son capaces de realizar una amplia gama de sonidos utilizando sacos aéreos nasales situados justo debajo del espiráculo. Existen tres categorías de sonidos: silbidos de frecuencia modulada,  ráfagas de impulsos sonidos  y clic sutilizados para la ecolocalización. Los delfines siempre han tenido una estrecha relación con el hombre, son usados en espectáculos y en el ejército. Además, los delfines han originado varias leyendas en numerosas culturas. Sobre todo delfines mulares y orcas son entrenados para participar en espectáculos en zoológicos y parques acuáticos. En Estados Unidos existe un programa de la marina de mamíferos marinos en el que se entrenan para detectar minas, proteger las instalaciones del ejército,  y atacar a las fuerzas enemigas. Este programa existe desde los años 60, y en él se entrenan, entre otros mamíferos, orcas, falsas orcas, delfines mulares, comunes, de hocico estrecho y de Risso y calderones.

 

 

Platanistoidae

Los   platanistoideos  son conocidos vulgarmente como delfines de río, a diferencia  de los delfines oceánicos, tienen su hábitat en estuarios y cursos fluviales. Presentan largos y finos hocicos, su vista es muy limitada (en algunas especies, inexistente), por lo que el sentido de la ecolocalización les resulta indispensable a la hora de alimentarse y nadar. Su aleta dorsal está poco desarrollada. Una de las características mas llamativas es  la capacidad de mover el cuello, a diferencia de los delfines oceánicos, que poseen las vértebras cervicales fusionadas. Están entre los cetáceos más amenazados. Hay  delfines que pueden utilizar ambos hábitats, como el Tucuxi por ejemplo.  

 

Phocoenidae 

Los focénidos  incluyen las marsopas, son las especies más pequeñas del orden Cetacea, y el uso del término es confuso a nivel vernáculo, ya que suele llamarse marsopa a cualquier delfín de tamaño pequeño, aunque correspondan a una familia taxonómica diferente.  Las marsopas son más pequeñas, aunque comparativamente más robustas. Alcanzan la madurez sexual antes, y crían relativamente más vástagos que los delfines. Tienen dientes aplanados en lugar de la forma cónica de los delfines. La aleta caudal es pequeña y triangular, e incluso no la presentan, mientras que los delfines presentan aletas de formas redondeadas. El hocico es  redondeado, con los extremos de la boca levantados en lo que parece una eterna sonrisa  y los delfines suelen presentar en general un hocico aguzado en forma de pico.

 

Physeteridae

Los fisetéridos presentan cabeza muy grande en proporción al cuerpo, no tienen  dientes en la mandíbula superior y sí en la inferior, aletas pectorales pequeñas y gran desarrollo del órgano del esperma.

 

 

Kogiidae

Los cógidos según algunas  clasificaciones no son reconocidos como familia separada  y la ubican en  la familia Physeteridae. Se caracterizan por poseer la boca en posición ventral en relación al cráneo (a diferencia de los delfines y la mayoría de los odontocetos). No poseen dientes en el maxilar superior. El maxilar inferior presenta dientes cónicos. Al igual que el cachalote, poseen espermaceti en el melón.

 

 

Ziphiidae

Los zífidos   son conocidos vulgarmente como zifios y es la familia más desconocida dentro de los cetáceos. Se caracterizan por la presencia de un hocico pronunciado. Se han contado alrededor de  21 especies, varían de tamaño entre 4 y 13 metros de longitud, y el  peso está comprendido entre 1 y 15 toneladas. Su principal característica distintiva es la presencia de un hocico fino, similar al de muchos delfines, y dos surcos que convergen en la garganta.  A excepción de Tasmacetus shepherdi, la mayoría de las especies sólo tienen uno o dos pares de dientes, e incluso  pueden no estar presentes en las hembras.  La aleta dorsal en posición muy atrasada, aletas pectorales pequeñas que a menudo encajan en unas depresiones del cuerpo llamadas " bolsillos" o " depresiones de la pectoral" , cuerpo largo, la mayoría sin muesca en la cola.

 

 

Monodontidae

Los monodóntidos habitan el Ártico y el norte de los océanos Pacífico y Atlántico. Abarca dos especies inusuales de cetáceos, el narval  en la que el macho tiene un colmillo largo y la beluga, el único cetáceo de color blanco. Son de mediano tamaño, con una longitud que oscila entre los 3 y 5 metros, con un melón en la región frontal, sin un hocico prominente y en lugar de tener aleta dorsal poseen una cresta larga y angosta a lo largo de la espalda, la cual es más pronunciada en el narval. La ausencia de aleta le permite movilizarse sin tropezar bajo las capas de hielo. Son animales muy vocales y se comunican por medio de gran variedad de sonidos. Se alimentande peces, moluscos y crustáceos pequeños. La dentadura es pequeña o esta ausente, en los narvales solo se conservan dos dientes uno de los cuales forma el cuerno en los machos. La gestación dura entre 14 y 15 meses y paren solo una cría, que son destetadas totalmente a  los dos años, alcanzando la madurez sexual entre los 5 y 8 años de edad.

 

 

 

El Universo Animal es una página informativa. No vendemos nada de lo que pueda aparecer en ella.

La información ha sido recogida de libros, fichas, y páginas de internet como Wikipedia.

 

Si desea que su publicidad figure en nuestras páginas,  consúltenos,   les haremos una oferta acorde a sus necesidades.

 

Publicidad: 656 30 55 69   - correo electrónico:  eluniversoanimal@eluniversoanimal.com

 

Copyright (c) 2012   e-publicaciones. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd